Economía

Desahuciados porque no les pagan

Trabajadores, emprendedores y, como tantos cientos de familias, a punto de ser desahuciados

Los impagos acumulados a la empresa de transporte de Jorge Ordoñez y Patricia Cordero les puede llevar a la calle en una semana con su bebé de cinco meses.

Jorge se ha puesto en huelga de hambre para que Cajastur le conceda la condonación de la deuda hipotecaria al entregar la casa y el alquiler social.

Patricia Cordero con su hija Amanda (P.S.)

Trabajadores, emprendedores y, como tantos cientos de familias, a punto de ser desahuciados. Patricia Cordero y Jorge Ordoñez no han hecho otra cosa que trabajar desde hace doce años cuando llegaron a España procedentes de Ecuador. Al principio, él como albañil y ella cuidando a personas mayores y limpiando casas. Pasaron los años, y él desarrolló alergia al polvo por lo que se planteó que debía pensar una alternativa y así fue como montaron una empresa de transporte de paquetería que era subcontratada por otras empresas para realizar portes en Asturias. La empresa llegó a tener cinco empleados y Patricia y Jorge se compraron un pequeño piso en un viejo edificio de un barrio humilde de Oviedo. Pero a partir de 2.008 la empresa para la que trabajaban, MIFERSÁN, empezó a pagarle con pagarés a 90 días que fueron descontando de su línea de crédito, para sobrevivir, de la que era aval la vivienda.

“Cuando esta persona de la nocha a la mañana nos dijo que ya no quería nuestros servicios, él ya estaba maquinando no abonar los pagarés”, nos cuenta Patricia en la reluciente cocina de su casa mientras sus brazos abrigan a Amanda, un bebé de 5 meses alegre y juguetona. Para entonces, la deuda ascendía ya a 60.000 euros. “En otras palabras es una estafa porque no es una vez la que lo han hecho sino con mucha más gente”. De hecho, la Asociación de Empresarios del Transporte y Aparcamiento de Asturias (ASETRA), tiene constancia de tres empresas más que han reclamado a MIFERSÁN por el mismo motivo aunque nos aclaran que, incluso así, no es de las más deudoras de la región. “Un 20% de las empresas del sector han desaparecido por culpa de la morosidad“.

Jorge y Patricia presentaron una denuncia que se resolvió en el juicio a su favor, “pero no hemos visto un sólo euro porque la empresa no posee bienes y no hay de donde embargar para cobrar”, nos explica la afectada, una mujer de discurso ágil y resuelto, pero que arrastra una visible angustia por la proximidad del desahucio previsto para el 27 de junio. Ninguno de los dos teléfonos de MIFERSÁN, el público y del gerente, están operativos en la actualidad.

Poco después, empezaron a trabajar con Asturdas Express, otra empresa que terminó debiéndoles 6.000 euros. Hablamos con uno de sus responsables, José Luis Ordaz. “La crisis vino para todos. A mí también me deben muchísimo dinero, y a mi exmujer. Nos lo quitaron todo también”.

“Y de ahí pasamos a la peor mala suerte nuestra, Fastway, la empresa, junto a otro socio, de José Suárez Arias-Cachero“. Apodado ‘Felechosa’, concejal de Cultura y Festejos del Ayuntamiento de Oviedo hasta 2011 cuando se pasó al partido fundado por Francisco Álvarez Cascos, Foro, por el que se ha convertido en consejero general de Cajastur, la entidad bancaria que concedió la hipoteca al matrimonio ecuatoriano y que ahora se niega a concederles la dación en pago y el alquiler social. La caja pública no hace “absolutamente ninguna” declaración sobre este caso, como nos han comunicado vía telefónica.

Felechosa y San Pedro Asociados, que según el matrimonio, sigue trabajando ahora bajo el nombre de TIPS@, les dejó a deber 7.500 euros. “Tú montas un negocio con la intención de mejorar tu vida, pero este sinvergüenza nos dañó del todo porque si él hubiera pagado lo que nos debía, habríamos podido seguir trabajando… Pero empezamos a no poder renovar tarjetas de transporte, autorizaciones… Va todo en cadena”.

“Nosotros no queremos quedarnos con la casa si no la podemos pagar. Lo que queremos es no cargar con la deuda si lo entregamos. Invertimos 30.000 euros en reformar esta casa: cambiamos la instalación eléctrica, las tuberías… está todo nuevo. Solicitamos el alquiler social de este piso porque habiendo tantos cerrados, Cajastur ganaría algo en lugar de estar cerrado estropeándose”, razona Patricia. Compraron el piso por 162.000 euros de los que amortizaron 50.000 y debemos 69.000 de la hipoteca y 35.000 de costas judiciales.

El 13 de abril la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) consiguió impedir el desahucio que había sido aplazado ya tres veces antes de intentar ejecutarlo. “Vi un letrero y llamé el mismo día a las diez de la mañana. A las doce ya estaba aquí todo el mundo. No imaginé que tuviera esa magnitud de fuerza, vinieron 2o agentes de antidisturbios a echarnos. Pero vino más gente a impedirlo y eso da mucho ánimo”. Ya tienen el aviso para el próximo 27 de junio. La PAH acudirá de nuevo a impedirlo mientras que la entidad pública Cajastur sigue sin entrar en negociaciones de dación en pago y alquiler social. En toda España, de los desahucios en los que ha intervenido, la PAH han conseguido la paralización de 255, según informan en su web.

Jorge Ordoñez en la puerta de la sede de Cajastur en Oviedo tras su primer día en huelga de hambre

Jorge Ordoñez en la sede de Cajastur en Oviedo tras su primer día en huelga de hambre

Más info sobre

, , , ,

Si no lo mueves, no lo sabrá nadie