ocultar/mostrar banner

Culturas

Un vals con la historia

Un, dos, tres. Un dos, tres. Un, dos, tres, Un, dos, tres. Son los pasos que baila un soldado del ejército de Israel sobre el asfalto del Beirut ocupado mientras dispara con una ametralladora MAG a francotiradores apostados en edificios donde cuelgan imágenes de Bashir Gemayel, mandatario libanés asesinado en 14 de septiembre de 1982 durante la Guerra del Líbano. Esta escena da nombre a la última película de Ari Folman, Vals con Bashir (2008).

El director israelí cuenta la Guerra del Líbano en Vals con Bashir, que destaca por el uso de la animación en el género documental y cuyas ilustraciones beben del cómic y de clásicos del cine como Apocalypse Now. Los rasgos estéticos de la cinta se completan con una banda sonora que reúne canciones como “Enola Gay”, “Good moorning Lebanon” o “I bombed Lebanon”, una versión de “I bombed Korea” hecha para la película.

Pero no es solo la animación ni la música lo que le ha dado el Globo de Oro a la mejor película en lengua no inglesa, el César a la mejor película extranjera o la nominación en los Óscar y en el BAFTA. La clave está en el tratamiento del hecho histórico en sí, la primera guerra del Líbano en la que el ejército de Israel invade el sur del país con el fin de expulsar a la Organización para la Liberación Palestina (OLP).

Vals con Bashir es un viaje al pasado través de la memoria del propio director, quien a los 19 años formó parte del ejército de Israel durante el conflicto del Líbano, pero del que 24 años después, no recuerda nada. Son las pesadillas de Miki Leon, un veterano de la guerra, las que provocan que la memoria de Folman reaccione y recuerde un inquietante instante de la noche de la masacre de Sabra y Chatila.

Ari Folman va dando pequeños pasos en la construcción de su memoria a través de diversos encuentros que mantiene con psicólogos, el reportero de la televisión israelí Ron Ben Yishai y antiguos compañeros del ejército cuyos testimonios van dejando en un segundo plano la historia del soldado sin memoria para convertir el genocidio de Sabra y Chatila, al oeste de Beirut, en el verdadero protagonista. En aquella operación murieron unos 3.500 civiles palestinos (no hay consenso en las cifra exacta) a mano de las milicias cristiano-falangistas libanesas que contaron con el apoyo logístico del aliado ejército israelí, que tenía sitiados ambos campamentos.

La presión internacional y de la opinión pública hace que el primer ministro israelí Menahem Begin cree una comisión para investigar el papel del ejército de Israel en dichas masacres, que posteriormente fueron calificadas por la Asamblea General de Naciones Unidas a través de la resolución 37/123 como genocidio, a pesar de que a día de hoy no se ha juzgado a ninguno de los responsables. La Comisión Kahan por un lado atribuye exclusivamente la matanza de refugiados palestinos a las milicias cristiano-falangistas dirigidos por Elie Hobeika, y por otro, hace a Israel responsable indirectamente de lo que sucedió, instando a la destitución, de entre otros cargos, a Ariel Sharon, Ministro de Defensa durante ese periodo y posteriormente (2001-2006) primer ministro de Israel.

Vals con Bashir dibuja ese consentimiento israelí en una breve escena:

El teléfono de la residencia de Ariel Sharon, Ministro de Defensa, suena a las cuatro de la mañana del 16 de septiembre: “Parece que los falangistas están cometiendo una supuesta masacre en los campamentos de Beirut de Sabra y Chatila”, dice preocupado el periodista Ron Ben-Yishai, que fue el primero en cubrir la masacre y que recibe como respuesta de Sharon “Vale. Gracias por llamar”.

15 comentarios

  1. Tao

    Tengo que reconocer que no conocía nada de la matanza de Sabra y Chatila, sin embargo a medida que se iba desarrollando la película fui experimentando un creciente sentimiento de indignación.
    [AVISO SPOILER]
    Sí, vale, se hacen algunas críticas al comportamiento de Sharon y algunos mandos (los cuales fueron condenados por una comision abierta por el propio gobierno israelí), pero la película rezuma por los cuatro lados autocomplaciencia.
    Todos los soldados israelíes participantes parecen haber olvidado qué es lo que pasó, y se convencen unos a otros de que no es culpa suya, de que no se podía hacer nada. Un autentico ejercicio de indulgencia, de pasividad y de rechazo de responsabilidades.

    Pobrecitos ex soldados, cuantas horas de psicólogo y cuantos viajes en avión les esperar para recordar su pasado. Si ellos, pobres, no sabían lo que hacían…

  2. Leila

    Esta película, a pesar de estar muy lograda y de su belleza estética (o precisamente a causa de ella) consigue que el público empatice con el drama del soldado que se ve atrapado en una misión que lo supera, lo traumatiza y lo hace enfrentarse a sus contradicciones. Da la impresión de que los soldados de un ejército genocida son simples víctimas de la manipulación que se hace de ellos, pero quien dispara contra civiles desarmados es siempre responsable de sus actos. De buscar verdaderamente una crítica constructiva, esa empatía debería dirigirse hacia las miles de víctimas inocentes.

  3. G. Rivas

    Lo siento pero no. Esta no es la típica película que se posiciona del lado de los palestinos ni del lado de los israelíes. Ni siquiera es una película sobre las masacres de Sabra y Chatila, ni un filme bélico. No es nada de eso y quién quiera verlo así quizá debería huir de sus prejuicios.

    “Vals con Bashir” es una película sobre la memoria, sobre el estrés post traumático que sufren los soldados. En este sentido es una película que explora los mecanismos de la mente. Y más en una sociedad tan militarizada como la de Israel.

    Todo lo demás, ya lo he dicho, es fruto de vuestra imaginación, el director no lo puso ahí.

  4. Esta película está muy bien hecha, muy lograda en cuanto a guión y estética. Sin embargo, y dado que la zona se encuentra en una situación de apartheid, con unos ciudadanos disfrutando de plenos derechos y otros sufriendo discriminación y todo tipo de abusos, valoro más películas comprometidas con una solución justa, enfocadas a crear conciencia del drama que supone una ocupación. Que se posicionen con las víctimas y con los derechos humanos, no con los agresores y sus traumas.

  5. ок ну раздули тут полемику, идите лучше сексом займитесь

  6. недурно : да весь интернет об этом говорит!

  7. клас : завяжу на узелок

  8. отопление дачного дома своими руками

    недурно : то что доктор прописал (я не о сексе!) – зюоченцы

  9. HtnItSYp Tory Burch Flats qEAIWWXeKbeBANc

  10. mzmxRhyTfZUkhyH Burberry Outlet rHlsmjigtKgePlbvKir

  11. zbsJQDemfK Cheap Tory Burch Heels oylhzajCUaAHiV

  12. YdQiVsYpDkCybVZ Coach Outlet dqrwcnyzstmoo
    mvjlXHVHd Coach Factory Outlet NlUmSI
    SxbKUspKpcj Coach Outlet Online rHwlsTc

  13. gKXtCOKuDV Christian Louboutin auPczvzCTCJBnEod

  14. mVqCEOdRuc Christian Louboutin lLpeTvyXXJTSIZ

.
Twitter de Periodismo Humano

Lo último

De referencia

Allowing Gaps in Your Medical Treatment El fotográfico

Don’t delay getting medical care, following your doctor’s advice, and following up as prescribed. Failure to do so will become “evidence” that [...]
-->