Culturas

Quiéreme gota a gota

Mediante Goteo.org podemos financiar proyectos de ADN abierto. ¿Qué significa esto?

¿Qué es eso del procomún?
El concepto bien podría llamarse “bien comunal” o “bien compartido”, aunque en una sola palabra queda mejor. Se refiere a todas aquellas cosas que no tienen un dueño, que usufructamos entre todos. Vg. el agua, el aire, las nanas o las recetas de tortilla española. A día de hoy, una de las disquisiciones más intensas en el ámbito social invita a repensar lo público versus lo privado, el espacio en el que se crea, la validez de la propiedad intelectual y la necesidad de generar (y regenerar) una base de dominio público sólida y distribuida. A esa tarea nos está ayudando la tecnología (Internet), pero es un trabajo de personas. De uno en uno y de una en una.

Power2people
Cuando las personas se juntan, los conceptos, los lenguajes y hasta las democracias se transforman. En un proyecto de crowdfunding valemos todas las personas, una a una y la suma de todas ellas: no es como cuando nos quieren vender un boleto para una rifa; es más bien como si en la calle alguien pide para levantar su proyecto y te lo explica. Ok: apoyamos esa producción de cine, esa creación literaria, ese huerto urbano… Revisamos, conocemos, nos apropiamos, participamos.

Desde muchos rincones tratan de bajarnos los penachos utópicos: “No vais a cambiar nada”. De hecho, ya estamos cambiando mucho. Y no voy a recordar aquello tan sabido de “Ladran, Sancho”. Bueno, ya lo he hecho.

Crowdfunding es apoyar con la moneda de cambio (hoy, todavía, el euro) aquello que nos merece la pena que exista y que, con el amor de muchas, podemos conseguir. Es lo que hacemos con Periodismohumano.com: pagamos una pequeña cantidad para permitir que un equipo de periodistas trabaje con libertad y beligerancia en la línea de fuego de los derechos humanos. Eso incluye también a la cultura y al procomún.

Proyectos gota a gota
Goteo.org es distinta de otras plataformas de financiación colectiva por centrarse en el apoyo a proyectos con ADN abierto: ¿y eso qué es? Los retornos no son sólo individuales (que los hay), son sobre todo colectivos: la rentabilidad social de cada euro que depositemos en ellos está previamente testeada por los gestores de la plataforma. Desde 5 euros en adelante, los financiadores de un proyecto (tú o yo) nos aseguramos de estar generando con su “capital riego” un bien social. Procazmente distribuido y felizmente común.

Ahora es el momento. Entro a Goteo.org. ¿Qué me voy a encontrar? Un poco de todo. Lanzados hace poco más de una semana, son siete los proyectos que se pueden financiar individualmente:

Bookcamping.cc: biblioteca abierta y colaborativa que, además de editar y licenciar textos en Creative commons, se propone “educar” popularmente acerca de las licencias libres de la cultura.

CuentoJuegos Robocicla, que pretende editar en papel y digital aventuras ilustradas sobre el conocimiento, el software y la cultura libres.

Move Commons: sistema semántico de búsqueda y etiquetado para monitorizar y conocer las iniciativas sociales en Internet.

Nodo móvil es una estación de wifi portátil que persigue la transimisión libre, abierta y neutral en la red ciudadana guifi.net.

Todojunto Letterpress quiere recuperar técnicas de impresión tradicional con tipografías móviles e invita a repensar tanto el diseño gráfico como la tecnología.

Trash Alert! es una aplicación de Android que sirve para geolocalizar y publicar mapas colaborativos de vertederos ilegales, con la cual cualquier ciudadano se convierte en activista.

Tu derecho a saber, por último, es una web tras la consigna de la Ley de transparencia, ausente de los programas electorales, que persigue fomentar y facilitar las preguntas ciudadanas a las instituciones.

Como se puede comprobar, la mayoría de estas propuestas no se conforman con tu “goteo”, requieren de tu amor: el uso, la réplica, la distribución, la comunicación y difusión libres y participativas a través de espacios de redes sociales (o los que quieras) son los que harán grandes a estos proyectos.

Porque, como bien dice (alguien), “muchos unos hacen un uno muy grande”. Nos fundimos y confundimos en el crowdfunding, para que aquellos que tienen las ideas las lleven a cabo y nos devuelvan cultura, conocimiento, datos, conexión y transparencia.

Si no lo mueves, no lo sabrá nadie