Culturas

Mujeres en el género negro

Un repaso a la presencia de voces femeninas en la novela de género policiaco y de misterio

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

¿Quieres hacer el favor de leer esto, por favor? Ellas matan bien, gracias. Escucha el programa aquí, descárgalo o suscríbete [Ivoox | RSS | iTunes]

El género negro está siempre de moda: el argumento policiaco o detectivesco regresa de diferentes formas, cada poco tiempo, y sirve tanto de escapismo como de vehículo para tocar tangencialmente diversos temas, desde lo social a lo político.

Si somos aficionados a la novela negra (ya sea hard-boiled, su versión más dura, o cozy, tratamientos más “suaves” o entrañables) y seleccionamos nuestras lecturas de lo que está traducido al español, obtendremos un panorama bastante gris que no refleja la diversidad, riqueza y alta producción de las autoras, a menudo ganadoras de premios relevantes del género como el Nero.

Nuestra invitada en este programa es Nelly McCausland, una lectora constante y aplicada de este tipo de narrativa, que a veces se enfada con el tratamiento que tienen las escritoras del género en la prensa cultural y escribe cartas furibundas. Por ello se decidió a abrir un blog en el que va creando fichas biobliográficas de sus autoras favoritas y reuniendo noticias del entorno. Nelly tiene la curiosa manía de leer, además, en idioma original si es posible, así que nos trae noticias de primera mano del mercado anglosajón, donde numerosas autoras son éxito de ventas.

Por ella, y en este rato de radio, hemos aprendido quién es Louise Penny, la importancia de Sue Grafton, el peso de Donna Leon, las tendencias de la novela de misterio + historia, o las estrategias para contar sucesos escabrosos de sus vidas privadas a través de argumentos detectivescos.

Ni “blandura” ni “suavidad”, en este recorrido podemos comprobar sin rubor que las mujeres también matan, literariamente, muy bien.

Si no lo mueves, no lo sabrá nadie