Culturas

Matar al padre intelectual

“Contra la postmodernidad” es un panfleto contra el anquilosamiento del pensamiento que se ha abstraído de cuestiones políticas y económicas.

[audio:http://www.ivoox.com/92-a-quien-sirve-mi-discurso-24-10-2011_md_859125_1.mp3]
¿Quieres hacer el favor de leer esto, por favor? ¿A quién sirve mi discurso? Escucha el programa aquí, descárgalo o suscríbete [Ivoox | RSS | iTunes]

Imagen de Julio Albarran

A decir verdad, nuestro invitado, Ernesto Castro, no ha escrito el libro para pensar el momento presente, sino para ajustar cuentas con el pasado.

Él, estudiante de filosofía (acaba de cumplir 21 años, aunque no te lo creas al escucharlo) es una mente inquieta que ha intentado resumir la era postmoderna del pensamiento: y explicar por qué la filosofía de los últimos 50 años -este período oscuro del que intentamos salir o del que nos están sacando a golpe de crisis- no ha bastado para dar cuenta de los fenómenos del mundo, se ha abstraído de analizar las consecuencias del poder económico en las vidas y ha resultado insuficiente e incluso cínica frente al avance aplastante del neoliberalismo.

Las diversas corrientes filosóficas del periodo reciben su ración de análisis y Castro reivindica, para poder enfrentarnos a los hechos sin el cinismo de épocas pasadas, un “marxismo sin modales”.

Cuando titulamos esta breve presentación “Matar al padre” hablamos literalmente del padre biológico, además del intelectual, pues Castro es hijo de Fernando Castro Flórez, como nos aclara en el curso de esta entrevista.

Ernesto Castro durante la presentación de su libro

Algo sacamos en claro de esta charla y es la necesidad del compromiso: con las propias palabras, con la propia visión. Una de las cuestiones en las que más insiste el autor es en preguntarnos y preguntarse: “¿A quién sirve mi discurso?” ¿Quién lo dicta? ¿Quién lo instrumentaliza?  Si muchos de los intelectuales más reconocidos de España permanecen sin pronunciarse con seriedad sobre el fenómeno de respuesta y protesta global que llevamos a cabo desde hace meses, quizá sea el momento de dar paso a otros.

El discurso de este escritor y miembro de Juventud Sin Futuro en las páginas de este Contra la postmodernidad es lo suficientemente combativo y vehemente como para dedicarle esta hora de radio.

Si no lo mueves, no lo sabrá nadie