Culturas

Haití también se reconstruye desde la cultura

La ministra de Cultura haitiana impulsa la reconstrucción desde la cultura

La UNESCO ha tomado la iniciativa y se concentra en la reconstrucción de las escuelas y universidades

Exposición de la UNESCO sobre Haití en las calles de París (A.D. McKenzie /IPS)

“La cultura está en la base de nuestro desarrollo”, dijo la ministra de Cultura y Comunicaciones haitiana, Marie-Laurence Jocelyn-Lassègue, el miércoles a los participantes del foro Reconstruyendo la fábrica social, cultural e intelectual de Haití. Escritores, artistas plásticos y músicos se reúnen esta semana en las oficinas en París de la Unesco con el fin de definir estrategias para recuperar a la nación caribeña.
“Para nosotros, la cultura no es un lujo, no es un accesorio“, añadió. “Es a través de la cultura y por la cultura que seremos capaces de desarrollar ciertos aspectos de nuestra sociedad”. Jocelyn-Lassègue, cuyo jefe de gabinete murió sentado junto a ella cuando su oficina colapsó en el terremoto, señaló que la reciente inundación añadió problemas al país, cuando haitianos aún intentan superar los estragos del sismo. La ministra dijo a IPS que ella misma había perdido a 58 familiares y amigos, entre las estimadas 222.000 víctimas fatales del desastre.

Un cuadro del artista haitiano Jean Bernard Etienne

La directora general de Unesco, Irina Bokova, dijo que “Haití es una prueba para la humanidad”, dijo Bokova. “El pueblo haitiano es dueño de su propio destino, pero hay momentos en los que uno necesita ayuda y solidaridad para recuperar la fortaleza y la esperanza, y el 12 de enero fue uno de esos momentos”. Al expresar tristeza por la enorme pérdida de vidas, la directora general de la Unesco dijo que personas de todo el mundo vieron “imágenes de la Catedral de Puerto Príncipe pulverizada, de librerías y de museos destruidos, de escuelas despedazadas”.
La agencia se estaba concentrando en la educación, así como en la preservación del legado cultural de Haití, “ahora amenazado por el vandalismo, el saqueo y el tráfico ilícito de arte“. La agencia ha dado pasos para crear el Comité de Coordinación Internacional para la Cultura Haitiana, con el fin de “reunir a todas las organizaciones interesadas en la rehabilitación de la cultura” de ese país. Ésta será dirigida por el gobierno de René Préval, indicó. Para destacar las contribuciones culturales de Haití, la Unesco también ha organizado dos exposiciones en sus oficinas en París, una con arte haitiano y otra con fotos del país caribeño antes de ser azotado por el terremoto. Además, Bokova nombró al dramaturgo, pintor y músico haitiano Frankétienne como “Artista por la paz” de la Unesco, con el fin de ayudar a promover la cultura de ese país en todo el mundo.

Observadores han expresado sorpresa por la velocidad en que la Unesco, por mucho tiempo considerada una agencia casi irrelevante dentro de la Organización de las Naciones Unidas, tomó la iniciativa de impulsar la asistencia. Autoridades haitianas atribuyen el nuevo dinamismo a Bokova, quien asumió en octubre pasado.

Davidson Hepburn, embajador de Bahamas ante la Unesco y presidente de la conferencia general de la agencia, dijo que el desastre en Haití les había dado la oportunidad única de asumir un liderazgo, “por más macabro que suene”. Señaló que la agencia se concentraba en estos temas porque “las escuelas y las universidades importan”. El terremoto destruyó cientos de escuelas y mató a más de 1.000 maestros, según datos oficiales. Muchas niñas y niños en Puerto Príncipe todavía no tienen clases formales, y las tres universidades de la ciudad se encuentran en ruinas.

Francia anunció esta semana que enviaría 30.000 libros a la isla para ayudar a abrir una biblioteca. París también implementa programas de residencia para artistas haitianos y enviará al país caribeño expertos para reparar obras de arte dañadas. El ministro de Cultura de Francia, Frédéric Mitterrand, prevé visitar Haití en las próximas semanas, tras la realizada por Nicolas Sarkozy en febrero, la primera hecha por un líder francés desde que el país caribeño ganó su independencia de París en 1804. Asociaciones francesas han llamado a su gobierno a que pague a Puerto Príncipe la suma que ha demandado en reparaciones por haber sufrido la colonización. Pero Jocelyn-Lassègue dijo que su país ahora va más allá de esas disputas históricas. “Ya no estamos en eso”, dijo a IPS. “Francia está con nosotros ahora”.

Si no lo mueves, no lo sabrá nadie