Culturas

El asunto que más duele

El mes más cruel, libro de relatos de Pilar Adón, protagoniza nuestro programa número 40.

[audio:http://blip.tv/file/get/Quiereshacerelfavor-40ElAsuntoQueMsDuele14062010578.mp3]
¿Quieres hacer el favor de leer esto, por favor? El asunto que más duele. Escucha el programa aquí, descárgalo o suscríbete [Blip.tv | RSS | iTunes]

Al finalizar el programa, a veces, disponemos de algunos minutos para extender la charla que no tuvo sitio en la hora de programa. En ese breve tiempo, Enrique Redel (editor de Impedimenta) me hizo acordarme de que él es una de las primeras personas que conocí en este pequeño circo literario que habitamos: puede hacer quizá seis años que, trabajando yo en una oficina del centro, quedamos en la Plaza de Callao para que me pasase un libro. Lo recordaba con pelos y señales: era Provocación, de Stanislaw Lem.

Al finalizar, seguimos tejiendo redes

Por entonces, yo no era más que una humilde colaboradora de medios culturales (lo que soy ahora mismo no más), tratando de que las editoriales la tomaran en serio, y Redel lo hizo. Por entonces, Impedimenta no era más que un proyecto en su cabeza, pero en el otoño de 2007 comenzó a sacar títulos que pertenecen al equipaje vital de su editor. Forma parte del grupo Contexto (Periférica, Sexto Piso, Barataria, Libros del Asteroide, Nórdica, Global Rhythm Press/Papel de Liar y la propia Impedimenta): no es culpa nuestra que el nombre de esta curiosa asociación haya asomado ya en muchas ocasiones por el programa.

Entre muchos de los autores que han ido formando esa “mochila/material para la supervivencia”, puede hablarse del nutrido catálogo del polaco Lem, que estaba tan necesitado de rescate; Soseki, Gibbons, Welty, Eliade, Perec, Savinkov, Kafka… Hace muy poco aparecía el último volumen de cuentos de una autora viva y española (porque no sólo de traducciones está llena la mochila): El mes más cruel de Pilar Adón

La literatura de Adón entronca con las vetas literarias de lo inasible y lo tenebroso, de alguna manera gótico

A Pilar no la conocíamos de nada (los periodistas culturales deberíamos declarar incompentencia en más ocasiones), pero leerla fue querer invitarla; su literatura entronca firmemente con algunas vetas temáticas que visitamos con frecuencia: el relato tenebroso y desasosegador, de atmósferas donde reina la sutileza, la literatura armada de desencanto, extrañeza, miedo, sonambulismo; narraciones donde la naturaleza, las casas y los paisajes se alzan protagonistas; con la búsqueda de la felicidad (o el miedo a encontrarla) como uno de sus temas. El mes más cruel es un libro de cuentos duro, tenebroso y hermoso como un buen relato gótico.

Hemos llegado a la conclusión (hoy no, pero no hace tanto) de que nuestra tarea con este programa es descubrir puentes, y en lo posible levantar otros nuevos. Christina Rossetti es una autora muy vinculada a los prerrafaelistas, a la que Pilar Adón ha traducido (Parecidos razonables, Funambulista 2006). Por ello Alberto Monreal no ha podido resistirse a dedicar su pieza a la poeta británica.