ocultar/mostrar banner

Cooperación

Vivir sin fronteras

Vidas sin Fronteras recoge las historias personales de trabajadores de Médicos Sin Fronteras

Sus motivaciones pero también las dudas y contradicciones a las que se enfrentan cada día

Bru Rovira autor de Vidas sin Fronteras y Paula Fairas, directora de MSF en la presentación del libro

Vidas sin Fronteras son historias de trabajadores de Médicos Sin Fronteras. Relatos de experiencias, motivaciones, pero también debates y fracasos que ayudan a desmitificar el papel del trabajador humanitario, como dice Paula Farias, presidenta de MSF y una de las protagonistas que lo describe como un libro poco ortodoxo. “Hay mucho de inquietud personal. Ninguno de nosotros nos sentimos a gusto con esa carga moral que se nos suele atribuir”.

A Bru Rovira, su autor, le costó siete meses de largas entrevistas y viajes a algunos países donde está presente la organización, “buscando qué hay detrás, qué les llevó a trabajar en ella y qué debates tienen entre ellos”. Ese “ellos” son los trabajadores, unos más veteranos y otros más jóvenes, que han sido (aunque alguno ya ha dejado de serlo) parte del equipo de MSF en los últimos veinte años . “Yo lo había vivido como periodista coincidiendo a veces sobre el terreno con quienes aparecen en el libro. Al final, escribirlo ha sido un viaje a mi propia historia y a la historia de esos países en general”, reconoce Rovira.

Un viaje por Somalia, Kosovo, Afganistán, Darfur, Yemen… guiados por profesionales anónimos a los que conocemos a través de sus testimonios, como los de María del Pilar, enfermera; Albert, logista; Siham, trabajadora social; Anna, médico o Carlos Ugarte, autor del blog Crónicas contra el Olvido de periodismohumano. “Un puñado de personas de distintas formas de ver la vida cuyas razones no son siempre solidarias ni políticamente correctas, aunque todos terminamos encontrando esa puerta que hace que tu trabajo merezca la pena y tenga sentido. Esa puerta que nos conecta con el Otro es el punto de encuentro de todos los que aparecen en el Vidas sin fronteras“, asegura Farias.

Gratificante y al mismo tiempo controvertido. La directora de Recursos Humanos de la organización lo ejemplifica cuando habla en el prólogo de los dilemas que, a lo largo de los años, han surgido mientras MSF iba redirigiendo su labor hacia una acción más emergencista y humanitaria. “Nos acechan las dudas sobre hasta dónde queremos y podemos llegar. ¿Es la migración una crisis humanitaria? ¿Lo son la falta de acceso a la salud o el tratamiento de las enfermedades olvidadas? ¿Es nuestra propia forma de ser parte del problema? ¿Ser una organización eminentemente “occidental” es adecuado en un mundo cada vez más complejo y más necesitado de visiones más integradoras?”.

Preguntas y muchos cambios a los que han tenido que adaptarse. “Ahora tenemos más problemas de acceso que antes, producto de ese mundo bipolar del ‘estás con nosotros o contra nosotros’. El militarismo humanitario ha crecido en los últimos años y eso confunde. Nos cuesta distinguirnos y pasar nuestro mensaje”, dice Farias. ¿Y cómo encontráis el equilibrio entre denunciar y el riesgo a que no os permitan seguir desarrollando el trabajo? “Nosotros tenemos un compromiso con la gente con la que trabajamos. Denunciamos cuando pensamos que eso va a mejorar de una forma considerable la vida de las personas, más que nuestra asistencia personal. Hay que tener en cuenta que podemos perder el acceso y tenemos demasiada responsabilidad con la gente con la que estamos trabajando. Sabemos que si nos vamos puede haber gente que muera”, argumenta la presidenta de MSF.

Bru Rovira advierte de que Vidas sin Fronteras no es donde encontraremos respuesta a esas preguntas pero sí ayudará a generar un debate “que la sociedad necesita y que ya debería estar en ella”.

Si no lo mueves, no lo sabrá nadie

7 comentarios

  1. La crisis humanitaria no radica en la migración, sino en el concepto, ya obsoleto desde hace mucho, de frontera. Pero claro quítale tú al que tiene el poder lo que él, por artículo 33, considera suyo. A él y a sus amigos por supuesto.

    Y el texto como siempre me ha encantado Lydia ;)

  2. [...] Fuente: Periodismo Humano [...]

  3. Desde luego es un de los libros más interesantes que he visto anunciado en los últimos tiempos. Y, al margen de su calidad literarias, ya de por so con sólo su calidad humana, me resulta de lectura obligatoria. Muchas gracias Bru Rovira.

  4. atilio

    Vivir sin fronteras!!!
    allá vamos!!!

    “…aún cuando el camino y el proceso a la humanización sea largo, esta claro que la paz y la no-violencia son las manifestaciones del nuevo ser humano”

  5. Inés

    Creo que al igual que todas las organizaciones, empresas, etc las ONG también son susceptibles de ser corruptas o al menos de que su labor no tan honesta y loable como se presupone, al final son dirigidas por personas con sus debilidades humanas bajo un patrón de gestión totalmente occidental con todo lo bueno y lo malo que ello conlleva…
    En cualquier caso, las ONG llenan un hueco que aunque tenga fugas o fallos nadie más llena de momento, y no sé si esto es la causa o la consecuencia del problema, pero seguro que esa no debería ser su función para lograr una mejora real y duradera de la situación de quienes ayudan.

    • Àngels Costa Juncà

      Bru, m’atreveixo a dirigir-me a vosté, perquè fa un any més o menys va fer una exposició fotogràfica, respecta de la relació de mares i fills, arreu del mon.A mi personalment hemva agradar molt, i lo que jo li volia demanar és si hem podria deixar penjar algunes d’aquelles fotos a la meva pàgina de FB. tinc quasi 5.000 amics,per tant que tindràn una difusió gran. Si vostè ho consentis, tés alguna pàgina de fb, aon jo les pugues anar a buscar, per enseñar-les als meus amics. Desd’ara li agraeïxo l’atenció, i espedro i desitjo al seu consentiment. Li haig de dir que les he buscadas a la xarxa i no les he trobat. Gràcies, i bona nit,

  6. [...] sea porque las historias de sus protagonistas son muy interesantes de leer. Sea la razón que sea, Vidas sin Fronteras es un libro del que raras veces puedes dejar algún capítulo a [...]

Deja un comentario

En periodismohumano queremos que los comentarios enriquezcan el debate o la noticia. Por eso hay unas normas de decoro a la hora de comentar. Comenta sobre contenido que acabas de leer y evita el abuso de mayúsculas. Si tu texto tiene varios enlaces, puede que tarde un rato en aparecer. Los comentarios son libres y abiertos pero eliminaremos toda referencia que consideremos insultante o irrespetuosa

.
Twitter de Periodismo Humano

Lo último

Enfoques

La Madeja de Ariana

Zarlasht La Madeja de Ariana

Una presentadora de televisión de quince años orienta a jóvenes en centros de rehabilitación y detención juveniles “Tenemos que empoderar a [...]

Sociedad civil

image

Nigeria: aumentan los casos de cólera en el estado de Borno Crónicas contra el olvido

Para responder a los crecientes casos en el noreste del país, hemos levantado otro centro de tratamiento del cólera (CTC) en el campo de Muna Garage [...]
-->