ocultar/mostrar banner

Cooperación

Pagar con tiempo

Los bancos del tiempo son un sistema de intercambio de servicios por tiempo

Se han convertido en una vía para la integración social de los inmigrantes

"Si tengo que ir al médico pero no tengo quien se quede con mi niño llamo a las usuarias del tiempo"

Cartel del Banco de Tiempo de Pinoso

Se te ha estropeado la persiana o acabas de llegar a España y necesitas practicar el idioma. La solución suele costar dinero pero hay quien se ahorra los euros pagando con horas. Los bancos de tiempo no son un fenómeno nuevo. De hecho, se han extendido como la espuma por toda la geografía española. El mecanismo es muy sencillo, una persona ofrece enseñar cualquier habilidad o resolver un problema a cambio de que otros le ayuden en algo que necesite. La gestión es la de un banco convencional pero sin euros. El usuario abre una cuenta corriente de tiempo a la que va restando y añadiendo horas en función de los servicios que dé o reciba. La forma de pago es un cheque por cada hora de trabajo.

Gloria Córdoba se ofrece como acompañante para visitas al médico, para el cuidado de niños, a impartir clases de informática y a solucionar cosas de la casa en general como poner una bombilla o mover una estantería. Entró en el Banco del Tiempo del Centro Europeo de Estudios sobre Flujos Migratorios (Cemigras) de Las Palmas hace cinco meses. “Si tengo que ir a hacer una diligencia al banco o al médico que puede durar dos o tres horas pero no tengo quien se quede con mi niño llamo a las usuarias del tiempo. Ahora estoy tramitando el certificado de invalidez de mi hijo y estaba enrollada con los documentos que tenía que presentar, pedí ayuda y me están asesorando con la documentación”. Gloria es colombiana y llegó hace casi dos años a España.

El Banco además de ofrecerle esos servicios le ha ayudado en su integración. “Aquí en Europa las relaciones con el vecino no son como en mi país que haces amistad con el de al lado. Aquí es más formal. El Banco me ayuda a conocer gente. No solo a otras colombianas, también las hay peruanas, bolivianas, chilenas, brasileñas, hay gente de todos lados”. El 90 por ciento de los usuarios del Banco de Cemigras son extranjeros.

“Es una vía para la integración social porque tenemos en un mismo cajón a nacionales e inmigrantes. Buscamos que haya diversidad. Con el Banco tenemos a la mano un observatorio privilegiado para conocer los problemas de quienes vienen de fuera” nos cuenta Manuel Ferrer, coordinador general del Centro Europeo de Estudios sobre Flujos Migratorios (Cemigras). Allí los servicios más solicitados son los relacionados con el aprendizaje de informática, la cocina y los idiomas. “Esto es algo puntual. No se trata de un curso intensivo pero sí clases puntuales a tu hijo antes de un examen, inmigrantes que quieren practicar el español de vez en cuando o gente que quiere viajar al extranjero y le viene bien una clase de inglés, por ejemplo”.

Vídeo “Hoy por ti y mañana por mí” (Panafigo/Youtube)

El Banco del Tiempo de Cemigras es todavía joven, nació en verano del año pasado y tiene con 50 usuarios,  pero los hay muy veteranos como la Asociación de Salud y Familia que comenzó a trabajar en 1998 y ya cuenta con una red de bancos por toda España. “Cuando empezó el perfil era el de mujeres de mediana edad que solicitaba servicios domésticos pero en estos momentos el 35 por ciento son hombres y hay un sector de estudiantes universitarios que está entrando en masa. Son gente joven que participa en plataformas por el decrecimiento o que trabaja en temas de medio ambiente y consumo responsable. El perfil se ha ampliado como también lo han hecho los campos de acción” asegura Josefina Altés, coordinadora de la red de Bancos del Tiempo esta organización.

El intercambio de servicios ha cruzado fronteras. “La incorporación de las nuevas tecnologías y la capacidad de conectarnos con otros países aumenta la variedad de nuestros intercambios. Tenemos un convenio de colaboración con una red italiana. Si un usuario dice que tiene que ir a Milán alguien del banco de allí puede ofrecerle una habitación. Ese usuario italiano puede venir luego a Barcelona y quedarse en casa de un usuario del banco del tiempo de aquí o allí en Italia le dan seis horas de tiempo por haber tenido a esta persona en su casa” cuenta Atlés.

Elisabeth Casanova tiene problemas de visión y lleva seis años apuntada al banco, ella “compra” lectura. “Veo muy borroso, puedo ir sola por la calle o cruzar un semáforo pero leer me cuesta mucho por eso pido que vengan a leerme algunos artículos o documentos. Una vez estuve hospitalizada y cuando salí pedí una persona que me fuera a buscar los medicamentos, otra vez me arreglaron una puerta de un mueble que se me cayó y una lámpara que tenía fundida una bombilla”. Tareas de casa que para Elisabeth se hacían cuesta arriba.

Los servicios más solicitados dependen de la zona en la que esté el banco del tiempo. Los barrios con altos índices de población inmigrante suelen tener mucha demanda de práctica de español o conocimiento del entorno. “Para los inmigrantes es un punto de referencia en el que reciben pero también dan mucho. Además del resto de servicios, ellos enseñan su propio idioma, sus costumbres o a cocinar, entre otras cosas. Es una parte más del proceso de inclusión social” afirma Josefina Altés. No hay excusas, aprender a hacer cuscús es cuestión de tiempo.

Ejemplo de un modelo de cheque de tiempo. (ONG Azuopolis)

12 comentarios

  1. Buenos días! Leo con interés esta nota, yo soy usuaria de Kroonos, un banco del tiempo virtual, y es realmente muy interesante, uno puede compartir lo que sabe, y en esta época en que todos estamos apurados, compartir unas horas, un rato, conocer gente nueva es algo muy lindo. En mi blog están mis favores en Kroonos, los invito a verlos, y a pedir…
    Un abrazo :)

  2. Celia

    Siempre quise montar uno en Albacete. A ver si me animo… Como siempre, buen reportaje :) )

    • Querida Celia.
      Acabamos de crear un Banco del Tiempo en Albacete. Está en pañales así que te invito a que te acerques para darle los primeros empujones.
      Un saludo a ti y a los que nos acercáis la otra realidad que no aparece en los grandes medios.

  3. Mª Paz

    en el poco tiempo que llevo en el bamco del tiempo de Las palmas he visto lo mucho que podemos aprender y dar a los demas y es muy gratificante.

  4. “La idea es buena, pero como siempre con reserva. Yo no dejaria a mis hijos, con una persona extraña, aunque esta persona pertenezca a ese “banco”. Otra cosa:¿Quien me dice a mi, que yo haciendo un favor a otra persona, esta a su vez no le ponga pegas a una mia, siempre valorando la suya?. ¿Que hay personas buenas en este basurero de Mundo, nadie lo discute?, ¿pero y malas?: “Si la maldad del género humano volase; los pocos justos y honrados que existen,…Jamás verian el sol”. Con esto lo digo todo. “Un agnóstico de las buenas ideas.

  5. Guillermo Estivill

    La verdad es que la idea no es nueva. Hace tiempo tuve noticia de los que montaron el famoso yonopuedo.com . Para los tiempos que vivimos y la puñetera modernización a costa de la vida personal, la familia y demás, son más que esperanzadoras ideas como esta, más aún si aglutinan un fuerte componente de bienestar social de la propia comunidad, no solo del beneficiado sino del que presta el servicio.

  6. [...] PeriodismoHumano nos hemos acercado al consumo responsable, los bancos de tiempo, los problemas generados por el cambio de modelo agrícola en los países del sur que genera la [...]

  7. [...] com tempo Por Janaína por Lydia Molina tradução de Janaína Marcoantonio leia aqui o artigo original em [...]

  8. Antonio

    Recomiendo http://lapapaya.org/ una asociación que sigue estas líneas

  9. isabel de la torre

    por una persona conoci el banco del tiempo y la verda por la informacion que tengo es de gran humanismo este mundo todo es consumismo e intolerancia,tambien hay personas muy necesitada de nuestro pais me parece formidable

  10. Buenas tardes, me ha parecido oportuno comentar a cerca del nuevo banco del tiempo que estamos organizando, Tic Tac Bank.

    Tic Tac Bank opera en las principales ciudades españolas, y actualmente estamos en fase beta, probando, arreglando y ofreciendo intercambios de servicios.

    Tenemos muchos planes de expansión si la cosa marcha, entre ellos intercambios de servicios online, os invito a conocer la iniciativa mejor a través de nuestra web: http://www.tictacbank.com

    Gracias!

    Saludos

Deja un comentario

En periodismohumano queremos que los comentarios enriquezcan el debate o la noticia. Por eso hay unas normas de decoro a la hora de comentar. Comenta sobre contenido que acabas de leer y evita el abuso de mayúsculas. Si tu texto tiene varios enlaces, puede que tarde un rato en aparecer. Los comentarios son libres y abiertos pero eliminaremos toda referencia que consideremos insultante o irrespetuosa

.
Twitter de Periodismo Humano

Lo último

Enfoques

La Madeja de Ariana

Zarlasht La Madeja de Ariana

Una presentadora de televisión de quince años orienta a jóvenes en centros de rehabilitación y detención juveniles “Tenemos que empoderar a [...]

Sociedad civil

image

Guinea-Bissau: así reducimos la mortalidad infantil Crónicas contra el olvido

Nuestra pediatra Beatriz Valle ha regresado hace unas semanas de Guinea-Bissau con buenas noticias. Desde que empezamos a trabajar en el servicio de pediatría [...]
-->