Cooperación

Las ONG no quieren más pasos atrás en el camino al 0,7%

Protestas contra el recorte presupuestario en España en cooperación internacional

También en periodismohumano: Los tambores y la tecnología, "contra la pobreza, todos los instrumentos"

©Barbara Sigge / MSF

El gobierno debe retomar su compromiso con la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) y renovar y ampliar su presupuesto. Eso demandaron ayer las organizaciones no gubernamentales en las movilizaciones contra la pobreza. Más de 800 asociaciones y organizaciones no gubernamentales (ONG) que integran la Alianza Española Contra la Pobreza convocaron manifestaciones contra la desigualdad en el mundo, con motivo del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza.

Alberto Casado, responsable de campañas de Ayuda en Acción, ha explicado que las ONG esperaban que el gobierno presidido por José Luis Rodríguez Zapatero “diera un espaldarazo al compromiso en la lucha contra la pobreza”. Pero, por el contrario, “rompió el acuerdo con la sociedad civil y retrocede en la dirección contraria a la que sigue la sociedad”.

La queja se refiere al proyecto de presupuesto para 2011, presentado a las Cortes para su aprobación, en que se propone reducir en unos 500 millones de euros el aporte para la AOD, que se sumaría al recorte de unos 300 millones de euros, efectuado este año, dentro de un plan de austeridad. A esa cifra hay que agregar los recortes en las aportaciones de las comunidades autónomas y municipios, según admitió en el parlamento Soraya Rodríguez, secretaria de Estado de Cooperación Internacional, durante la presentación del proyecto de presupuesto, el 8 de octubre.

Casado señala que la AOD es un compromiso solidario que debería cumplirse más que nunca en situaciones de crisis global como la actual, para contribuir efectivamente a garantizar el disfrute de los derechos básicos a los ciudadanos y ciudadanas de todo el mundo.

El gobierno de Zapatero fue forzado por la Unión Europea y por organismos internacionales a ejecutar un plan de ajuste económico para limitar el déficit público, en un viraje económico con el que hasta ahora no ha logrado corregir distorsiones como el casi 20 por ciento de desempleo y el casi nulo crecimiento económico. En contrapartida a los recortes nacionales a la cooperación al desarrollo, como el de su propio gobierno, Zapatero propuso una alternativa durante su participación en la cumbre sobre la marcha de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), celebrada en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York, entre el 20 y el 23 de septiembre.

Zapatero llamó a “instaurar una tasa sobre las transacciones financieras internacionales, destinada a cumplir los Objetivos del Milenio” y dijo que su gobierno se comprometía a defender la idea en todos los foros internacionales. También se comprometió a que España destine en 2015 el 0,7 por ciento del producto interno bruto a la cooperación para el desarrollo. Ese año fue fijado en 2000 para que se cumplan los ocho ODM establecidos por los gobiernos del mundo en la ONU, el primero de ellos referido a la erradicación del hambre y la reducción de la pobreza.

La Alianza Española contra la Pobreza advierte en un manifiesto con motivo de la jornada mundial contra la pobreza que su aumento “no está en crisis”, pues la cantidad de personas que viven en pobreza extrema aumentó hasta alcanzar a 1.400 millones y de ellas casi mil millones pasan hambre a diario. Lo terrible de esta situación, añade el documento, es que en la actualidad el uno por ciento de la población mundial controla 50 por ciento de la riqueza y que 20 por ciento consume 80 por ciento de los recursos.

Ese consumo da lugar a la existencia de un “Cuarto Mundo” con el recorte de derechos sociales, económicos, laborales y ambientales de millones de personas y eso, señala el colectivo de ONG, se evidenció en la cumbre sobre los ODM. “Los países desarrollados no han cumplido con sus compromisos para alcanzar los Objetivos del Milenio”, afirma.

Los recortes a la cooperación llevados a cabo en muchos países industrializados es el resultado de “unos gobiernos acorralados por las instituciones financieras internacionales, que han sembrado deuda ilegítima en innumerables países empobrecidos”. A su juicio, “los gobiernos deben responder y asumir su responsabilidad de la lucha contra la pobreza”.

Manifestación de ayer en Madrid (vúdeo.org)

En ese marco las ONG de la Alianza piden al gobierno español que “asuma el compromiso de alcanzar el 0,7 por ciento (destinado a cooperación al desarrollo) en el 2015 y anteponga el cumplimiento de los derechos humanos por encima de los intereses económicos y comerciales”. Además solicitan que no se perjudique a los países del Sur imponiendo acuerdos comerciales que los empobrecen, que revise la deuda externa, que regule los mercados financieros y que controle a las instituciones financieras, imponiendo la propuesta tasa a sus transacciones internacionales y eliminando los paraísos fiscales.

Para apoyar todas esas demandas la Alianza lanza el eslogan “¡Rebélate contra la pobreza! No dejes que la pobreza se alimente más de la crisis”. Casado reafirma que “La AOD ha producido resultados y puede seguir produciéndolos“. Asegura que esta cooperación “ha incrementado el número de personas que reciben educación, ha contribuido a mejorar los servicios de salud y ha servido para apoyar a la sociedad civil”.

Pero para el activista de Ayuda en Acción, si se quieren continuar y profundizar estos logros “el gobierno debe dar marcha atrás (en el recorte presupuestario) y retomar su compromiso, renovarlo y ampliarlo”. Este mismo jueves, la oposición de derecha e izquierda presentó cinco enmiendas a la totalidad de los presupuestos. Pero el Partido Nacionalista Vasco reafirmó su disposición a apoyarlos y negocia con el gobierno un acuerdo al respecto, lo que permitiría su aprobación con sus votos y los del gobernante Partido Socialista.

Si no lo mueves, no lo sabrá nadie